El 72% de ejecutivos manifestó su incertidumbre respecto a los cambios que sufrirán los clientes y el 66% de ellos no saben cuáles serán los cambios de comportamiento que tendrán sus propios colaboradores frente a la “nueva normalidad”, según una encuesta realizada por la consultora Olivia a 150 directivos de empresas de 7 países.

El socio y managing partner de Olivia Perú, Luis Fernando Angulo, comentó que la pandemia trae el desafío para las organizaciones de generar una experiencia nueva tanto puertas adentro, como para el cliente y los grupos de personas que interactúan con la organización, como proveedores, la comunidad, y al ecosistema que genera la cadena de valor.

A su vez, la encuesta indica que el 85% de los ejecutivos observa que la cultura organizacional de las empresas será impactada.

«La gestión de las personas durante los períodos de cuarentena se convirtió en el gran ‘momento de la verdad’ para los colaboradores. Como una lente, la pandemia dejó en evidencia que el accionar de la organización tiene un alto impacto en la cultura», dijo el especialista.

«Por lo tanto, la cultura de las organizaciones tendrá que soportar altos niveles de adaptabilidad a velocidad récord y cada organización deberá crear sus propios dispositivos de aprendizaje organizacional», agregó.

Un hallazgo importante de la encuesta es que el 54% de ejecutivos están hoy enfocados en comprender el nuevo mercado y a los clientes, para reformular sus planes de negocio ante un contexto de cambios frente al covid-19, considerando que muchas empresas han tenido que replantear sus modelos de negocios de manera repentina.

«Este desafío implica la necesidad de trabajar desde ya en la visualización de posibles escenarios futuros, planificando estratégicamente su posicionamiento en dichos escenarios, comprendiendo aquellas alternativas más probables y su capacidad de adaptarse”, sostuvo Angulo.

El estudio también arrojó que la creatividad (67% de respuestas) aplicada para resolver problemáticas de manera ágil, es una de las 3 competencias más necesarias para la nueva normalidad, seguida por la resiliencia (56%) para mantener un estilo de pensamiento optimista en los equipos, y la gestión del cambio (20%) para atravesar estos tiempos inciertos con una mirada estratégica.